Cicatrices

ssp

23 mayo 2019

No hay comentarios

Cicatrices

Cómo tratar una cicatriz

 

Las cicatrices se producen habitualmente por quemaduras, heridas e intervenciones quirúrgicas. Su cicatrización dependerá de cada persona, según el tipo de piel, la edad, la zona del cuerpo y por su genética, en todo caso es un proceso complejo que lleva su tiempo. La piel tarda un año en recuperarse por completo, por tanto durante este tiempo siempre será más fácil y eficaz tratar una cicatriz.

 

Una cicatriz es un parche en la piel que crece sobre una herida. Se forma durante el proceso de curación del cuerpo tras una cirugía, quemadura, herida, o tras haber sufrido acné o varicela. A continuación te explicamos cuales son los tipos de cicatrices y su posible tratamiento.

 

Cicatrices hiperpigmentadas, se caracterizan por tener mayor pigmentación en la piel, es decir que está más oscura, suelen salir en zonas de mayor exposición al sol y se trata con cremas despigmentantes que eliminan el pigmento mediante reacción química o con láser.

 

Cicatrices hipopigmentadas, se caracteriza por una zona de la piel que tiene menos pigmento, es decir que esta más clara, suelen ser más complicadas de solucionar, ya que necesitan de una estimulación de los pocos melanocitos que quedan en esa zona, se suele utilizar láser, aunque también se pueden utilizar cremas que inducen la síntesis de melanina en la piel.

 

Cicatrices atróficas, son zonas hundidas, acné o varicela, producidas por la ausencia de de producción de colágeno y elastina, muy llamativas pero con un tratamiento más efectivo como el Derma Ir, que estimula los fibroblastos, que son los que fabrican colágeno y elastina. El derma Ir trabaja sobre la piel con microagujas. Cada una de las miles de pequeñas incisiones, induce la liberación de factores de crecimiento que inician el proceso de cicatrización. Estos factores estimulan la fabricación de colágeno y elastina.

 

Cicatrices hipertróficas, se producen cuando los fibroblastos fabrican mas colágeno y elastina de los normal, son zonas abultadas y su tratamiento se basa en coagular los vasos sanguíneos, con láser, para que los fibroblastos dejen de recibir nutrientes y no produzcan colágeno y elastina, también se suelen utilizar parches con geles de silicona.

 

Otros consejos para mejorar la cicatrización son la realización de masajes en la zona de la cicatriz, después de pasadas 2 semanas después de su cierre, para romper el tejido fibrótico y mejorar su elasticidad, también debemos mantener una piel bien hidratada con productos emolientes que nos ayudarán a renovar la piel y mantener su elasticidad y por supuesto evitar la luz solar directa. Si vamos a estar expuestos, usar protección solar de factor 50 o más.

 

En SSP Estética te asesoraremos del estado de tu cicatriz y de los posibles tratamientos para mejorarla o volverla imperceptible