Masaje Kobido

ssp

23 mayo 2019

No hay comentarios

Masaje Kobido

¿Quieres evitar el bruxismo? ¿Quieres fortalecer y tonificar la musculatura facial ayudando a prevenir la flacidez y las arrugas?

Tenemos lo que necesitas, el masaje KOBIDO.

Este masaje facial japonés puede mejorar en gran medida nuestra salud.

El bruximo es a menudo la razón de ciertos problemas dentales, cervicales o de oídos. Se trata del acto de apretar la mandíbula y aunque la mayoría lo relaciona con el bruxismo nocturno, también pasa durante el día, aunque no se acompañe del ruido por el roce dental que sí se produce de noche. La causa principal suele ser el estrés.

Este problema puede ocasionarte:

  • Desgaste y rotura de los dientes. Cuando se aprietan mucho se ejercen sobre ellos una presión cinco veces mayor a la de la masticación. Este desgaste deja expuesta la dentina, provocando sensibilidad y hasta rotura de piezas.
  • Luxaciones mandibulares y deformaciones del rostro. Los músculos, tejidos y otras estructuras mandibulares se dañan con la presión que ejercemos por la noche con nuestros dientes.
  • Dolores intensos en diversos puntos (cabeza, cervicales, oídos …).

Con nuestro Masaje Kobido y unos ejercicios faciales que te enseñaremos, puedes evitar todas estas molestias.  Porque el Masaje Kobido no  sólo es belleza, también es SALUD!

Otros efectos del Masaje Kobido :

Efecto reductor y corrector: del mismo modo que el ejercicio reafirma y tonifica el cuerpo, el Masaje Facial Japonés fortalece y tonifica la musculatura facial ayudando a prevenir la flacidez y las arrugas.

Efecto radiante: aumenta el riego sanguíneo de la piel, favoreciendo la eliminación de células muertas, aumentando la luminosidad, dando un aspecto saludable y una sensación fresca y juvenil del aspecto de la piel. También incrementa el aporte de nutrientes más eficientemente, reduciendo y ralentizando los signos visibles del envejecimiento.

Efecto terapéutico: el Masaje Facial Japonés incrementa la temperatura de la piel facilitando la liberación de toxinas profundamente fijadas, a las que los limpiadores no alcanzan. Al aumentar la temperatura se activa el sistema linfático, lo que le permite transportar y eliminar más eficientemente las bacterias y las toxinas de las células de la piel.

Efecto regulador: con esta técnica se aumenta la capacidad de la piel para retener la hidratación, creando una barrera emoliente contra la evaporación.

Efecto relajante: el Masaje Facial Japonés libera las contracturas del tejido muscular, permitiendo una buena irrigación sanguínea por toda la superficie del rostro. Esto aporta oxígeno y nutrientes hasta las células de la piel, como el colágeno y la elastina principales promotoras del rejuvenecimiento de la piel. Únicamente cuando la circulación sanguínea se ve mejorada, las células de la piel pueden repararse y rejuvenecerse por sí mismas.