¿Cómo combatir el acné en adultos?

ssp

21 septiembre 2021

No hay comentarios

¿Cómo combatir el acné en adultos?

Cuando hablamos de acné pensamos en la adolescencia, pero en algunos casos también puede aparecer en la edad adulta, generando en los casos más severos, problemas sociales y de autoestima. De hecho, cada vez es más frecuente encontrar casos en adultos, especialmente en mujeres; una de cada diez padece acné una vez cumplidos los treinta años.

 

La causa principal del acné en adultos es la excesiva producción de grasa en las glándulas sebáceas de la piel y mientras que en adolescentes afecta principalmente a frente pecho y espalda en adultos se suele circunscribir a la zona de la boca y el mentón.

 

Las causas por las que aparecen estas antiestéticas lesiones pueden ser de tipo hereditario, hormonal (embarazo, ciclo menstrual, posparto) o de estrés, en ambos casos liberamos hormonas, cuando estamos estresados por ejemplo adrenalina, estas hormonas activan las glándulas sebáceas aumentando la producción de grasa que obstruyen los poros y como consecuencia aparecen los tan temidos granos.

 

También los malos hábitos asociados a la higiene como tocarnos la cara con las manos sucias, no desmaquillarnos correctamente o el uso de productos cosméticos inapropiados propician la obstrucción de los poros aumentando la acumulación de grasa y bacterias.

 

Para tener una piel más saludable que no se vea afectada por el acné debemos mejorar ciertos hábitos como:

  • Desmaquillarnos antes de ir a dormir para que no se obstruyan los poros
  • Lavar las brochas por lo menos una vez a la semana en profundidad, no compartirlas y almacenarlas por separado para que no se contaminen.
  • No tocarse la cara con las manos sucias, evitará que los granos se infecten.
  • Cuando hagamos deporte llevar la cara lo más limpia posible, sin cremas, ni maquillaje, al sudar los poros se dilatan y la suciedad penetrará en nuestra piel.
  • Debemos mantener una buena higiene en la ropa de cama y personal, sobre todo con las que ofrecen más contacto con la piel como las toallas o las almohadas.
  • Utilizar productos cosméticos con menor grasa y serums que contengan ácido glicólico o salicílico, sus propiedades antiinflamatorias y renovadoras a nivel celular disminuyen la posibilidad de aparición del acné.
  • Aunque la alimentación no es un factor determinante, una dieta habitual y prolongada con altos niveles de azúcar si puede propiciar la aparición de acné.

 

Si el acné ya está presente podemos utilizar tratamientos para paliarlo

  • La microdermabrasión o Derma Ir que mediante la realización de micropunciones en la piel desobstruye los poros y permiten una mayor absorción de los principios activos que la piel necesita. También es efectivo para tratar las cicatrices que deja el acné.
  • Tratamiento Reeequilibrante para pieles grasas o acnéicas que en distintas fases procederá a limpieza en profundidad, purificación a través de oxigeno activo que combate la proliferación de bacterias y por último control de la excesiva secreción sebácea.
  • Peeling Químico. Este tratamiento realiza una limpieza en profundidad de la piel eliminando impurezas y corrigiendo la producción de grasa.
  • Si recurrimos a medicamentos podemos usar medicamentos con retinol, cremas con peróxido de benzoilo y antibióticos como la clindamicina y otros tratamientos que regulan las hormonas que producen el acné, como algunas pastillas anticonceptivas.
  • Por supuesto no debemos reventarnos, ni rascarnos los granos para no favorecer la infección y la aparición de cicatrices y no debemos cubrirlos con tiritas o con maquillaje que lo único que hacen es propiciar el crecimiento de bacterias.

 

En todo caso se debe consultar con un especialista, cuando este sea recurrente o la cantidad exceda de lo razonable, porque puede producirse por reacciones alérgicas a productos de uso diario.