Garrapatas. Peligro y prevención

ssp

05 mayo 2022

No hay comentarios

Garrapatas. Peligro y prevención

Ya ha empezado el calor, y las altas temperaturas contribuyen al desarrollo y proliferación de insectos como la garrapata

 

En el mundo hay multitud de variedades de garrapatas, la mayoría no representan un riesgo grave para los humanos, simplemente producen enrojecimiento y una ligera inflamación de la piel en la zona de la picadura, pero algunas pueden causar problemas de salud que van de leves a serios.

 

A raíz del fallecimiento de un hombre, en 2018, tras picarle una garrapata y la enfermera que lo atendió ser ingresada en una Unidad de Aislamiento, el Ministerio de Sanidad y cuatro comunidades autónomas (Extremadura, Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla y León) realizaron un estudio para detectar la presencia de garrapatas infectadas con el virus de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo en animales domésticos y silvestres.

 

La conclusión es que se detectaron resultados positivos en animales silvestres, no en ganado domestico, en siete de las 11 comarcas ganaderas analizadas y que la probabilidad de infección en seres humanos en España es muy baja.

 

Hay que aclarar que las garrapatas que podemos encontrar en nuestros perros son de otra especie y presentan otros patógenos.

 

Los responsables de la Sanidad Pública inciden en la importancia de la prevención, para no sufrir su picadura y si la sufrimos conocer algunas indicaciones para su extracción.

 

Las personas que hacen senderismo o realizan actividades de ocio en la naturaleza, deben evitar paseos por zonas de maleza alta, sobre todo en los meses de calor, cuando las garrapatas son más activas, se debe utilizar manga y pantalón largo, llevar botas cerradas con calcetines, ropa de color claro, caminar por la zona central de los caminos, evitar sentarse en el suelo en las zonas con vegetación y utilizar repelentes.

 

No hay que arrancar la garrapata adherida a la piel si no sabemos cómo hacerlo, ya que puede provocar que la mandíbula del parásito quede dentro, es mejor acudir a un

profesional.

 

Las garrapatas deben ser extraídas lo antes posible, se deben evitar remedios tradicionales como el aceite, el petróleo o el calor, se debe usar unas pinzas y sujetar firmemente la garrapata lo más cerca posible de la piel y tirar de ella. Por último limpiar bien la herida con agua y jabón.

 

Tenemos a nuestro favor que una garrapata infectada que se adhiera a una persona necesita al menos 48 horas para transmitir el virus, por lo tanto es conveniente revisarse bien, sobre todo a los niños.