Picaduras de medusas

ssp

24 julio 2020

No hay comentarios

Picaduras de medusas

Aunque  ya existen aplicaciones que nos informan en tiempo real de la presencia de medusas en la playa, puede que no podamos evitar tan desagradable encuentro.

 

En el último año de un total de unas 200.000 actuaciones sanitarias en las costas españolas, dos tercios se debieron a picaduras de medusas.

 

Las medusas suelen llegar flotando hasta la misma orilla y su picadura suele producirse por contacto accidental o por intentar cogerlas de forma voluntaria, no se deben tocar ni aunque estén muertas, porque mantienen su efecto urticante.

 

Por norma general, las picaduras de medusas no suelen ser graves, en la mayoría de los casos no pasa de dolor intenso, picor e inflamación, normalmente en brazos y piernas, donde se presenta como una urticaria con forma de látigo. Sin embargo, existe un número reducido de pacientes que pueden presentar un ‘shock’ anafiláctico por una reacción alérgica al tóxico de la medusa. Tienen que tener especial cuidado los bebés por tener un sistema inmunológico inmaduro, y las personas mayores.

 

Si nos pica una medusa el mejor remedio es aplicar al momento agua de mar, sumergir la zona durante un buen rato en agua salada, si es caliente mejor, posteriormente acudir a un puesto de socorro para extraer los tentáculos adheridos a la piel, si no hubiera un puesto cercano, hacerlo nosotros mismos pero sin utilizar los dedos directamente, usar pinzas o guantes.

 

A continuación aplicar hielo, no directamente sobre la piel, durante unos 10 minutos para bajar la inflamación, dejar la zona al descubierto y no volver a bañarse.

 

Si en las siguientes horas las molestias han empeorado y tenemos sensación de mareo, nauseas o temblores acudir a un centro médico, será el especialista quien pautará antiinflamatorios, antihistamínicos, corticoides o analgésicos, si fuese necesario.

 

Debemos tener cuidado con otros remedios difundidos sin una base científica que pueden llegar a ser contraproducentes. Lavarla con agua dulce, puede romper las células urticantes, dando lugar a otra picadura, utilizar vinagre, aunque es efectivo en picaduras de medusa más urticantes, no son especies que estén en las costas españolas, frotar o raspar la zona afectada, utilizar orina para limpiar la herida, limpiar la picadura con arena, etc., pueden agravar los síntomas en vez de aliviarlos.

 

Espero que estos consejos te sean de utilidad y disfrutes de la playa y el mar sin ningún  contratiempo.

 

¡Feliz verano!